Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

MANTIENEN ABIERTA EN JUBRIQUE UNA TIENDA “DE TODA LA VIDA”

Ayuntamiento de Jubrique

Noticias

MANTIENEN ABIERTA EN JUBRIQUE UNA TIENDA “DE TODA LA VIDA”

Antonia Mari Vallejo, vecina de Jubrique, es la responsable desde hace sólo unos días de Casa Paula, una tienda “de toda la vida” que se encuentra situada muy cerca de la Plaza de Andalucía, frente al monumento al alambique.
     Vallejo ha explicado que ante la jubilación de los anteriores propietarios del establecimiento decidió animarse a hacerse cargo ella misma del negocio persiguiendo un doble objetivo, el de encontrar una alternativa laboral en Jubrique que evite su desplazamiento hasta otras zonas para trabajar, a la vez que con esto contribuye a mantener viva una histórica tienda que lleva abierta en el municipio desde hace casi 65 años.
     Casa Paula antes se llamaba Casa Rogelio, nombre del suegro de Paula y fundador del negocio en 1955. En un principio este comercio únicamente vendía el pan que Rogelio hacía a mano tras comprar trigo en la campiña, molerlo en el molino para obtener la harina y transportarla a lomos de mulos hasta Jubrique. Fue a partir de 1977, momento en que Paula y su marido se hicieron cargo de la tienda, cuando se comenzó a ampliar la oferta de artículos hasta llegar a crear un verdadero supermercado en el que se venden infinidad de productos como frutas y verduras, charcutería, todo tipo de comestibles, productos de limpieza e incluso flores o sábanas, además del pan. Ahora Antonia Mari Vallejo continuará la andadura de sus predecesores con el mismo concepto de negocio, hasta el punto de que ha decidido que el establecimiento mantenga el nombre de Casa Paula.
     En el poco tiempo que la nueva responsable lleva al frente de la tienda ha comprobado que, en su horario de apertura, de lunes a sábado de 8:30 de la mañana a 2 y de 5 a 8 de la tarde, recibe a todo tipo de clientes. Desde vecinos del pueblo, que son la mayoría, hasta visitantes que sobre todo los fines de semana se desplazan hasta Jubrique para disfrutar de unos días haciendo turismo rural.
     Por último, Antonia Mari Vallejo ha añadido que espera mantener el negocio abierto durante muchos años con el apoyo de sus clientes, a quienes ha agradecido de antemano su fidelidad y su confianza, así como las palabras de ánimo y los buenos deseos que ha recibido de sus vecinos desde que emprendiera esta nueva aventura empresarial.